Informe para seguidores: los británicos se despertaron – ¿pueden los estadounidenses?

por Paul Craig Roberts, de http://www.paulcraigroberts.org/2016/06/28/report-to-supporters-the-british-woke-up-can-the-americans/ . Traducción de Leonardo Del Grosso (@LeonardoDG)

Muchas gracias por el apoyo que le dan a la página web y por las palabras de aliento y aprecio que me dan. La página web es el resultado de vuestro llamado a que no la retirara. Es ampliamente leída y traducida a idiomas extranjeros.

Trato de leer todos los correos electrónicos, pero no es posible para mí leer y comentar sobre los muchos artículos y libros que vosotros me enviais o responder a vuestras preguntas sobre una amplia gama de temas, acerca de todos los cuales yo no sé nada.

Este sitio web representa un gran esfuerzo. En nuestro tiempo, para ser veraz hay que ser provocativo. Para escribir provocativamente hay poco margen para el error o para declaraciones equívocas como lo son los términos eufemísticos de hoy. Yo podría ser cómplice con el establishment y estar equivocado el 98% de las veces y nunca se diría nada al respecto. Pero no hay perdón para un provocativo portavoz de la verdad.

Vosotros tenéis mentes abiertas, inquisitivas, y vosotros queréis saber. Vuestras motivaciones no son para proteger vuestras ilusiones y delirios o para reforzar vuestras necesidades emocionales. Es por esto que escribo para vosotros.

Si nadie sabe o respeta la verdad, el mundo está perdido. Porque sólo se necesita de unos pocos para cambiar el mundo. La antopóloga cultural Margaret Mead dijo: “nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos reflexivos y comprometidos puede cambiar el mundo; de hecho, esto es lo único que lo ha logrado”.

El cambio puede ser para mejor o para peor. El presidente Reagan y unos pocos comprometidos superaron la resistencia de la CIA y del complejo militar-y-de-seguridad y redujeron las tensiones entre las potencias nucleares para negociar el fin de la Guerra Fría con el líder soviético Gorbachov. Durante el reinado de los últimos tres presidentes de Estados Unidos, unos pocos neoconservadores resucitaron las tensiones nucleares y las llevaron a un nivel más alto que en el pico de la Guerra Fría.

Hay signos esperanzadores de que el tren neoconservador hacia la Tercera Guerra Mundial se puede hacer descarrilar. Parece que, finalmente, los rusos han comprendido que Estados Unidos no es el Santo Grial sino un gobierno que les recuerda la agresión de la Alemania nazi. Con suerte, las contramedidas rusas harán que incluso los locos neoconservadores lo piensen dos veces.

El pueblo británico, o más bien una mayoría de los que votaron, sorprendieron al Establishment, que confiaba en el éxito de su propaganda, mediante el voto para salvar a su antiguo y distinguido país, la fuente de la libertad, de desaparecer en la Unión Europea, una dictadura gobernada por personas nominadas que no rinden cuentas. Los británicos tenían suficiente de eso con los reyes y decidieron que el futuro no estaba en ir hacia atrás. El voto británico para salir de la Unión Europea podría acarrear la consecuencia no deseada de descifrar la Unión Europea y la OTAN, lo que reduce la capacidad de Washington para fomentar la guerra.

Los estadounidenses deben decidir que ellos, al igual que los británicos, no aprecian ser llevados hacia atrás a tiempos peores.
Los Clinton y el senador republicano por Texas, Phil Gramm, conducen a los estadounidenses, mediante la desregulación del sistema financiero, de nuevo a los días de Robber Baron. http://content.time.com/time/specials/packages/article/0,28804,1877351_1877350_1877330,00.html

Para anular la legislación de la época de la Gran Depresión, que hizo viable el capitalismo financiero, el senador fue recompensado con un empleo de millones de dólares en un banco. Los estadounidenses necesitan entender que a los capitalistas no les importa si el capitalismo funciona para usted mientras que funcione para ellos.

El colapso de la Unión Soviética, debido a la detención de Gorbachov por elementos de línea dura en el Partido Comunista, facilitó el ascenso de los neoconservadores estadounidenses, personas doblemente maliciosas estrechamente ligadas al gobierno israelí. Estas pocas personas han involucrado a los Estados Unidos, para beneficio de Israel, en 15 años de guerra que han destruido siete países, con el costo, para los estadounidenses, de aproximadamente 7 billones (7 millones de millones) de dólares, según Joseph Stiglitz y Linda Bilmes.

La excusa obviamente falsa para esta destrucción de pueblos y recursos es el mito del “terrorismo.” La mayoría de los “eventos terroristas” en los EE.UU. han sido operaciones encubiertas organizadas por el F.B.I. con el fin de obtener el presupuesto de varios miles de millones dólares que el Congreso concede para la prevención de actos terroristas. ¿Qué mejor manera de mantener este flujo presupuestario que organizar un evento terrorista y evitarlo? Es debatible si eventos tales como el 9/11, el atentado en el maratón de Boston, Sandy Hook, San Bernardino, y Orlando son eventos de bandera falsa o simulacros protagonizadas por actores de crisis y presentados al público como reales.

La deuda asociada a los 15 años de las guerras de Washington está siendo utilizada para atacar a la Seguridad Social y a Medicare. El Uno Por Ciento y sus apologistas del “libre mercado” están determinados a que las personas de edad paguen por las guerras que le permitieron a Israel reducir Palestina a un ghetto y por las guerras que aumentaron las ganancias y el poder del complejo militar-y-de-seguridad, al mismo tiempo que infligieron un problema de refugiados en masa en Europa.

Si los británicos, o lo suficiente de ellos, se despertaron, tal vez algo parecido puede suceder en Estados Unidos.

De muchos de vosotros escucho vuestras frustraciones con la familia, amigos y socios, que están contentos con lo que escuchan de la BBC, Fox “News”, CNN y el New York Times. Obviamente, si todo el mundo fuera inteligente y pudiera pensar por sí mismo o incluso tuviera tiempo para considerar lo que se les dice, no estaríamos en el estado en que nos encontramos.

Nuestro trabajo es obtener suficiente gente con el hábito de pensar por sí mismos para tener los pocos necesarios para cambiar el mundo (“pocos” es relativo. En un país de 300 millones de personas, “pocos” es probablemente varios millones).

Discutir con los amigos no funciona. Los argumentos generan hostilidad y competitividad. Evite discutir. Vuestros amigos y familiares no saben nada. Se sientan frente a Fox “News” y la CNN. Tienen el cerebro lavado.

Tal vez una manera de acercarse a amigos y familiares es hacer preguntas. Por ejemplo, ¿cómo puede haber 103 víctimas en Orlando y haber evidencia visible de la enorme cantidad de ambulancias y personal de emergencias médicas necesarios para hacer frente a un número tan masivo de víctimas? Pregunté a mis lectores para que me ayuden a probar la historia oficial y ninguno pudo venir con evidencia visible convincente. ¿Cómo puede haber un evento tan masivo sin evidencia abundante?

¿Cómo rascacielos edificados sólidamente, construídos para soportar colisiones de aviones, pueden explotar repentinamente al parecer como resultado de asimétricos daños menores y de dispersos incendios de oficina, de baja temperatura? ¿Cómo puede pulverizarse todo el contenido de las torres cuando no hay suficiente energía gravitacional para lograr tal pulverización?

¿Cómo es posible que el World Trade Center 7 se desplomara con la aceleración de una caída libre en ausencia de una demolición controlada? ¿Por qué hay dudas de que fue una demolición controlada cuando el propietario del W.T.C. 7 dijo en la televisión (todavía disponible en línea) que “se tomó la decisión de tirar el edificio”?

En caso de que Ud. lo haya olvidado, se “tira” un edificio con una demolición controlada. Toma mucho tiempo cablear un edificio para demolición. Obviamente, el Edificio 7 no estaba relacionado al 11 de septiembre de 2001.

Estamos constantemente informados por el presidente, el vicepresidente, el secretario de Estado, numerosos senadores y representantes, por los comandantes de la OTAN, por los políticos de la Unión Europea, por “presstitutes”, y otros, que “Rusia ha invadido Ucrania”.

Tome un minuto y piense sobre esta extraordinaria mentira. Claramente, la evidencia ya no es un factor en la determinación de lo que está ocurriendo. Afirme con sólo reglas. Tome un segundo para mirar fuera de La Matrix. ¿Es realmente posible que todavía existiera Ucrania si Rusia invadió? Yo apostaría mi vida que dentro de las 60 horas de una invasión rusa a Ucrania, Ucrania sería de nuevo parte de Rusia.

Recordemos agosto de 2008, cuando el ejército georgiano, entrenado y equipado por los EE.UU. e Israel, invadió la zona de paz de Osetia del Sur, matando a las tropas de mantenimiento de paz rusas y a civiles osetios. Putin estaba en los Juegos Olímpicos de Beijing, pero las fuerzas armadas rusas destrozaron rápidamente al entrenado y equipado norteamericano/israelí ejército georgiano. Putin tenía a Geogia en la palma de su mano.

¿Qué hizo Putin después de dar esta lección de la superioridad de las armas rusas? Soltó Georgia y volvió a casa.

Entonces, ¿cómo es que Putin, de acuerdo con la totalidad del establecimiento político Occidental y de los medios prostitutos, está determinado a reconstruir el imperio soviético? Putin tomó Georgia. Ningún poder en la tierra podría haberle forzado a liberar Georgia. Sin embargo, Putin retiró las fuerzas de Rusia y puso en libertad el país. El ex presidente georgiano es ahora un operativo estadounidense en Ucrania.

Si consideramos el número de extranjeros, incluidos los ciudadanos de los Estados Unidos y el ex presidente de Georgia, que sirven en el gobierno de Ucrania, esto plantea interrogantes sobre la así llamada “Revolución del Maidan” en Febrero de 2014. Si esto realmente fue un levantamiento popular y no un golpe de Estado orquestado por Washington, ¿por qué hay tal escasez de ucranianos para formar el nuevo gobierno que ciudadanos extranjeros tienen que ser contratados para gobernar el país?

No crea ninguna explicación oficial de nada. Las cosas no son verdad sólo porque el gobierno y “presstitutes” lo dicen. Tenga en cuenta que las explicaciones oficiales pueden ser pantallas de agendas ocultas. Si Washington y los medios de comunicación tienen vía libre, vamos a vivir en un mundo construido a partir de mentiras diseñadas para esconder de nosotros a los verdaderos intereses que se sirven.

Ese no es el tipo de mundo en el que cualquiera de nosotros queremos vivir.