SP — LARRY ROMANOFF — La Humanidad en la Encrucijada — June 17, 2020

La Humanidad en la Encrucijada

Conectando los Puntos hacia Nuestro Valiente Nuevo Mundo  

Por Larry Romanoff

17 de junio de 2020

Coronavirus is a crossroads for humanity | The Unicorn Writer

ENGLISH  ESPAÑOL  PORTUGUÊS


La humanidad se encuentra en una cúspide, en un punto de transición entre dos estados diferentes de gobierno y de existencia. El mundo de hoy es como un saco que se llena lentamente mientras se aprieta cada vez más fuerte la cuerda de alrededor de la abertura para evitar que el contenido se escape del confinamiento. Las sombras de este futuro se ven por todas partes, pero incluso los observadores más perspicaces tienden a ver los presagios, no como las advertencias que son, sino que consideran todas estas piezas de un desesperado rompecabezas como acontecimientos desconectados y no relacionados entre sí. En este ensayo, echaremos un vistazo a dónde va nuestro mundo, cómo está yendo allí, y por qué está yendo allí.

Porque, oscuro y desesperado, mi vista puedo sellar, pero el hombre no puede ocultar lo que Dios revelaría. El atardecer de la vida me da una tradición mística, y los eventos venideros proyectan antes su sombra. (1)

No es necesario tener credenciales de profeta u oráculo para hacer conexiones y exponer el plan. Otra cuestión totalmente distinta es la de convencer de la verdad de esto al promedio de los lectores. El filósofo alemán Arthur Schopenhauer escribió que toda verdad pasa por tres etapas. Primero, es ridiculizada. Segundo, se la opone violentamente. Tercero, es aceptada como algo evidente. Estamos a mitad de camino entre la primera y la segunda etapa, donde los proponentes de la exposición siguen siendo ampliamente ridiculizados, pero si obtienen audiencia popular serán atacados violentamente.

Hacia dónde vamos – Un Gobierno Mundial

Para no sucumbir a la tentación de descartar esto como otra teoría conspirativa descabellada, sería prudente considerar estas citas:

David Rockefeller en un discurso a la Comisión Trilateral, refiriéndose al Grupo Bilderberg, cuya existencia fue calurosamente negada y ridiculizada durante décadas como sólo otra teoría de la conspiración:

“Estamos agradecidos al Washington Post, al New York Times, a la revista Time y a otras grandes publicaciones, cuyos directores han asistido a nuestras reuniones y han respetado las promesas de discreción durante casi cuarenta años. Hubiera sido imposible para nosotros desarrollar nuestro plan para el mundo si hubiéramos estado sujetos a las brillantes luces del escrutinio público durante esos años. Pero el mundo es ahora más sofisticado y está totalmente preparado para marchar hacia nuestro gobierno mundial único. La soberanía supranacional de nuestras elites intelectuales y de los banqueros mundiales es sin duda preferible para el globo como un todo.” (2)


Montagu Norman, Gobernador del Banco de Inglaterra antes de la caída de 1929, dirigiéndose a la Asociación de Banqueros de los Estados Unidos, Nueva York, Idaho Leader, 26 de agosto de 1924.

“Cuando a través de un proceso legal la gente común pierda sus casas, se volverá más dócil y más fácilmente gobernada por el brazo fuerte del gobierno, aplicado por un poder central de riqueza bajo líderes financieros. Estas verdades son bien conocidas entre nuestros principales hombres, que ahora están ocupados en formar un imperialismo para gobernar el mundo.”  (3)

El banquero Paul Warburg, testificando ante el Senado de los Estados Unidos el 17 de febrero de 1950, declaró,

“Tendremos un gobierno mundial, les guste o no. La única cuestión es si ese gobierno se logrará por la conquista o por el consentimiento.”(4)

Echaremos un vistazo a un ejemplo de cada uno de los escenarios de “conquista” y “consentimiento” en Irak y en Grecia, pero permítanme afirmar aquí que hay literalmente miles de declaraciones similares que se remontan a más de 100 años (suficientes de ellas con notas a pie de página para llenar un libro de 300 páginas), de autores y personalidades famosos y oscuros, pero todas ellas contienen esencialmente el mismo mensaje: que las potencias financieras de Europa y de América están planeando un gobierno mundial super-soberano bajo su control absoluto. Habría que ser un tonto para ignorar el gran volumen de pruebas.

Un Vistazo Rápido a Grecia

Grecia es ahora un estado fallido, un ejemplo casi perfecto de nuestro futuro, el ideal definitivo de los que planean el mundo que viene. Llevados a la bancarrota por préstamos impagables, los líderes de Grecia desperdiciaron la única oportunidad de su nación para sobrevivir como un estado soberano, y en su lugar capitularon totalmente, aceptando medidas draconianas destinadas a empobrecer perpetuamente a su población, mientras que privatizaban toda la nación de un solo golpe. Los banqueros internacionales intimidaron a Grecia para que pusiera toda la infraestructura de la nación en un llamado fideicomiso (controlado por “una empresa independiente con sede en Luxemburgo”), que, por decreto, estaría “totalmente fuera del alcance o la influencia” del gobierno griego. Los banqueros y sus amigos se apropiarán ahora de todo ello, a los precios que ellos establezcan.

Grecia fue forzada a un paquete de reformas con severas medidas de austeridad y recortes de gastos. El gobierno redujo el gasto en todos los sectores, eliminó el 25% de los puestos de la administración pública, reduciendo los salarios en un 30% para los restantes. Grecia se vio obligada a aumentar la tasa de IVA, reducir (y eliminar) las pensiones y aumentar la edad de jubilación, aumentar el impuesto nacional de sociedades y reducir los impuestos del 1% más alto y de las empresas extranjeras, tomar medidas drásticas para “mejorar la recaudación de impuestos y luchar contra la evasión fiscal”. Naturalmente, la economía se derrumbó instantáneamente, perdiendo alrededor de un cuarto de su tamaño con un desempleo superior al 25% y un desempleo juvenil superior al 50%, lo que sometió a la mayoría de las familias a un considerable estrés financiero.

El gobierno también se vio obligado a establecer virtualmente una nueva constitución, y los eurócratas y los funcionarios del FMI, no sólo escribiendo las nuevas leyes, sino también teniendo veto sobre toda la nueva legislación, sirviendo para incorporar a la ley la falta de infraestructura social y la pobreza perpetua, castrando la soberanía del estado. Para asegurar el cumplimiento de las directivas de austeridad, Grecia está obligada a ceder el control de la vigilancia de todas las partes importantes de su economía. Los eurócratas y los funcionarios del FMI no sólo escribieron las nuevas leyes, sino que los funcionarios de la UE (es decir, la banca) se colocaron dentro de todos los ministerios, con autoridad para garantizar el cumplimiento y controlar los fondos. Los griegos odian ahora amargamente a los europeos, creyendo que el poder de estos acreedores extranjeros para “hurgar en todos los departamentos del gobierno en suelo griego” es un insulto a la soberanía griega, con Grecia de hecho y en realidad enfrentándose ahora no sólo a la austeridad sino al gobierno externo.

Getting Schooled By Yanis Varoufakis At The DiEM25 Meeting In London

El Ministro de Economía de Grecia, Yanis Varoufakis, renunció a su cargo antes que participar en la destrucción de su país, acusando a los banqueros y al BCE de desplegar una “asfixia de liquidez” para poner al país de rodillas, diciendo:

“Los costes que se le exigen a Grecia son tan punitivos que son casi imposibles de cubrir.” Dijo además que “La elección más humillante e insoportable es un acuerdo que rendirá y saqueará nuestro país y subyugará a nuestro pueblo. El Banco Central Europeo cortó toda la liquidez y los acreedores simplemente destruyeron nuestro país.”

La economía de Grecia está casi paralizada, con toda la economía cambiando a dinero en efectivo. El sistema de pagos locales se está desmoronando, ya que nadie quiere aceptar transferencias a cuentas bancarias que podrían ser embargadas en cualquier momento, los griegos recuerdan muy bien los recientes acontecimientos previos en Chipre, donde los mismos banqueros embargaron entre el 50% y el 90% de todas las cuentas bancarias de tamaño significativo, incluidos los fondos de pensiones y (para alegría de muchos) todas las cuentas mantenidas por los rusos. Muchos chipriotas vieron sus ahorros eliminados por el banco central, de propiedad privada.

El gobierno de los Estados Unidos hizo algo similar a sus propios ciudadanos en 1933 al incautar todas las tenencias de oro de los americanos -en las profundidades de la Gran Depresión-. En 1933 el Presidente Roosevelt implementó una Orden Ejecutiva que prohibía a los ciudadanos estadounidenses tener oro, obligando a todos los individuos a entregar todos los lingotes de oro, monedas y certificados al Tesoro (en realidad a la FED) a cambio de dólares (en papel). (5) (6)Esencialmente, toda la reserva de oro del país fue nacionalizada. Inmediatamente después de que la FED tomara la propiedad directa de todas las tenencias de oro americano, el dólar se devaluó en un 60%, aumentando el precio real del oro en una cantidad correspondiente y estafando a los ciudadanos americanos miles de millones de dólares. (5) (6)

Grecia ha dejado prácticamente de existir como nación soberana, y hay muchas otras similares, como Chipre, Haití, Somalia, Iraq, Libia, los Balcanes, Panamá y Nicaragua. Esto no es una noticia. Citando a William Blum:

“Fue bajo la influencia de la administración Reagan que el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial comenzaron a imponer ampliamente el paquete de políticas conocido como ajuste estructural -que incluye la desregulación, la privatización, el énfasis en las exportaciones, los recortes en gasto social- lo que ha sumido a un país tras otro del mundo en desarrollo en la indigencia económica”.

El jefe del FMI en ese momento fue honesto sobre lo que se avecinaba, diciendo en 1981 que para los países de bajos ingresos, “el ajuste es particularmente costoso en términos humanos”. (7) (8)

Sobre Grecia, como con todos los casos anteriores después de que el Imperialismo haya tomado el control, la nación está rodeada por una manta de noticias de la que poco o nada sale, con la conformidad voluntaria (o la sumisión aterrorizada) de todos los cables de noticias y medios de comunicación, borrando al país de la mente pública mundial.

Una Mirada a Irak

Es bien sabido que EE.UU. lanzó una guerra devastadora contra Irak, criminalmente injustificada y basada enteramente en falsedades, y contra el consejo de sus propios militares, algunos de ellos en el Pentágono etiquetando la idea como “loca”. En 2013, los medios de comunicación de los EE.UU. estaban informando de una retirada militar de EE.UU. de Irak, pero los EE.UU. nunca tuvieron ninguna intención de salir de Irak. El mito de la retirada fue simplemente un intento de relaciones públicas “para borrar a Irak de la conciencia colectiva del público, para hacerlo desaparecer y así poder trabajar tranquilamente sin el escrutinio público”. Es cierto que varios cientos de pequeñas bases militares han sido cerradas, pero hay otras 40 o 50 bases muy grandes que fueron construidas para ser permanentes y nunca serán cerradas.

La embajada de EE.UU. en Beijing contiene asombrosamente a más de 1.200 personas, pero la embajada de los EE.UU. en Bagdad contiene a más de 16.000 personas, la más grande y más cara del mundo, que comprende más de 100 acres, más grande que la Ciudad del Vaticano, costando más de 2 mil millones de dólares construirla. Es una ciudad autónoma, fuertemente armada y fortificada en el centro de Bagdad, centrada en el antiguo palacio de Saddam y que contiene más de 20 edificios rodeados por muros de 6 metros, y completamente autosuficiente en electricidad, agua, y todas las demás funciones, es la sede permanente del Imperio Americano en Oriente Medio. Desde aquí, junto con la “embajada” de los Estados Unidos en Ereván, Armenia, que contiene a 6.000 personas (la segunda embajada más grande del mundo), los Estados Unidos pueden extender sus brutales tentáculos imperiales sobre una amplia franja de Mesopotamia y Oriente Medio.

El Nuevo Control Legislativo de Iraq

Image placeholder title

El gobierno de Irak es una administración títere casi irrelevante. Los primeros actos de la Autoridad Provisional ocupante fueron reescribir la constitución y el cuerpo de leyes de Irak, declarando una sucesión de 100 llamadas “Órdenes Provisionales” promulgadas por el americano Paul Bremer. Estas Órdenes Provisionales fueron escritas en la ley iraquí antes de la entrega del gobierno a los Estados Unidos, y tienen la más alta jerarquía de todas las leyes en Irak, tan alta que “no pueden ser eliminadas por ningún gobierno iraquí posterior”. Son perpetuas. (9)

Las órdenes 57 y 77 aseguran el control total de Irak, poniendo auditores e inspectores generales nombrados por EE.UU. en cada ministerio del gobierno, con amplia autoridad sobre los contratos, programas, empleados y reglamentos. Estas órdenes estipulan que los EE.UU. deben aprobar cada nombramiento de alto nivel del gobierno y a cada candidato a un cargo electo. Los oficiales militares de los EE.UU. se informan con frecuencia y entran libremente a las reuniones del gabinete con demandas o con instrucciones sobre las decisiones políticas a tomar. Uno de los primeros actos de Bremer fue cerrar casi 200 empresas estatales y entregar los sectores industriales a empresas americanas, dejando desempleadas a más de 500.000 personas. Tomó el control de los medios de comunicación de Irak, cerrándolos a su antojo, a pesar de las objeciones de casi todo el mundo.

Las Órdenes de Bremer permiten a las multinacionales extranjeras privatizar toda la nación, incluyendo toda la infraestructura física y social y todo el comercio. Asignan a las compañías petroleras extranjeras el derecho exclusivo de al menos el 65% de las reservas de petróleo del país, y determinan la distribución de los ingresos y beneficios asignados a Iraq del resto. La Orden 39 permite la remesa libre de impuestos de todos los beneficios de las empresas extranjeras. La Orden 81 estipula que todos los agricultores iraquíes deben utilizar las semillas transgénicas de Monsanto (GM) en todos los cultivos plantados en el país, y ahora el uso de cualquier semilla del patrimonio iraquí está totalmente prohibido. La Orden 17 garantiza que todos los americanos y contratistas extranjeros en Irak no estarán sujetos a la ley iraquí. Las órdenes establecen que “Todos los elementos entrenados de las fuerzas armadas iraquíes estarán en todo momento bajo el control operativo del comandante americano”. La Orden 56 crea un nuevo banco central privado (extranjero).

Examinando las Leyes de Bremer

Ocasionalmente se me ha encargado la responsabilidad de redactar legislación a nivel nacional y puedo testificar que esto no es algo que se haga en diez minutos con una taza de café. La tarea requiere una experiencia extrema en un área particular y una facilidad más que adecuada en la redacción de textos legales. Al enmendar la legislación, es primordial poseer una familiaridad impecable con el contenido de la legislación vigente y, lo que es más importante, una comprensión cabal de toda la gama de posibles consecuencias de una determinada selección en la redacción jurídica.

Consideremos la posibilidad de elaborar una legislación para un sistema sanitario nacional. Ciertamente, necesitamos uno o más expertos médicos que estén íntimamente familiarizados con toda la gama de servicios sanitarios y una valoración general de la infraestructura necesaria, pero también necesitamos una amplia experiencia en la planificación del sistema de prestación de esa atención, así como las consecuencias fiscales de la financiación. Sería raro encontrar esta combinación de conocimientos en una sola persona, por no hablar de los conocimientos jurídicos necesarios para redactar la enorme legislación apropiada. Si añadimos el seguro médico a esta mezcla, debería ser evidente que necesitamos todo un equipo de especialistas y un tiempo considerable para forjar el marco jurídico necesario. Además, salvo en el más simple de los casos, casi nunca confiaríamos en la opinión o en el juicio de una sola persona en cualquier campo, lo que ampliaría considerablemente las cifras en ese equipo.

Las leyes de Bremer abarcaban prácticamente toda la gama de la sociedad iraquí, incluidos los impuestos, el transporte y la atención médica, la fundación de un banco central de propiedad privada, una nueva moneda iraquí y una lista completa de leyes sobre inversión extranjera, banca y mercados de valores, empresas públicas, una nueva ley electoral que rige los partidos y las elecciones. Hubo nuevas leyes que rigen la industria petrolera de la nación, el control de los medios de comunicación, leyes que tratan sobre los contratistas extranjeros, la auditoría de los departamentos gubernamentales, un nuevo código penal, instalaciones de detención y prisión, el control de las fronteras, puertos y aeropuertos iraquíes, un Ministerio de Ciencia y Tecnología, una revisión completa del código laboral, una vasta legislación que trata de las marcas comerciales, patentes y diseño, y una revisión de la propiedad intelectual, leyes totalmente nuevas que controlan la agricultura, que incluyen las semillas genéticamente modificadas, y mucho más.

Debería ser obvio que ningún hombre podría poseer la pericia necesaria en todas estas áreas, y nada en los antecedentes de Bremer sugiere como consecuencia capacidad en ninguna de ellas. Además, muchas de esas partes de la legislación eran sumamente complejas, ya que cada una de ellas contenía muchas páginas de redacción jurídica precisa que habrían requerido varios meses de redacción. Esto significa que un gran número de grandes equipos se reúnen regularmente durante muchos meses para finalizar los proyectos, pero también infiere la obligación de informar a un grupo de control sobre los progresos, la orientación en cuanto a la intención general de cada parte de la legislación, con la aprobación periódica de la dirección, el contenido y el resultado final. Sin embargo, Bremer promulgaba estas nuevas órdenes a razón de tres o cuatro por semana, las 100 completas producidas en unos diez meses.

Gangsters por el Capitalismo

La redacción de estas leyes habría requerido al menos cientos de expertos, tal vez más de 1.000, y un largo tiempo de preparación. Bremer fue nombrado para Iraq el 9 de mayo de 2003, y emitió su primera Orden (sobre la des-Baasificación de la sociedad iraquí) el 16 de mayo. Eso difícilmente daría tiempo suficiente para superar el desfase horario, mucho menos para obtener una valoración de lo que era la sociedad Ba’ath, mucho menos la razón y las consecuencias de su exterminio. Bremer promulgó entonces otras 30 ó 40 leyes en los meses siguientes, entre ellas todo el código penal, la banca y las inversiones, el ejército y más.

La orden 56 que crea el nuevo banco central privado es un documento inmenso que requeriría meses de preparación. Las leyes sobre semillas fueron casi seguro escritas por los abogados de Monsanto y Cargill, y otros. Otras son similares. Es obvio que estas leyes fueron escritas de antemano por ejecutivos y abogados de bancos y corporaciones multinacionales de todo el mundo, y simplemente entregadas a Bremer para su promulgación. También es obvio que estas leyes fueron planeadas y estaban en proceso mucho antes de que los EE.UU. invadieran Irak. Para añadir a esta ecuación, tenemos el hecho de que las leyes no fueron preparadas por ninguna parte del gobierno de los EE.UU., ya que incluso la Casa Blanca no tenía conocimiento específico de ninguna de las actividades de Bremer, y el Congreso de los EE.UU. fue marginado y silenciado de antemano.

La Designación de Bremer

Retrocedamos un momento para examinar el nombramiento de Bremer como Director de la Autoridad Provisional de la Coalición y Presidente interino de Iraq. La versión blanqueada nos dice que Bremer fue seleccionado por el Presidente Bush, pero no hay pruebas de que Bush haya conocido a Bremer o haya oído su nombre alguna vez, ya que el hombre ha tenido nombramientos anteriores de menor importancia, pero ha estado fuera del gobierno durante más de diez años.

El Secretario de Estado, Colin Powell, ya había colocado al Teniente General Jay Garner como máximo funcionario en Irak, y planeaba agregar a Zalmay Khalilzad, un iraquí con amplios conocimientos locales para ayudar a Garner. De repente y sin explicación alguna (mientras Powell estaba fuera de la ciudad), Bremer fue sacado de la nada y nombrado para reemplazar a Garner -para gran sorpresa de Powell, Rice y todos los demás-. Según el registro publicado, Powell llamó a Rice a su regreso y le preguntó: “¿Qué está pasando? ¿Qué ha pasado?” Aparentemente Rice respondió: “No lo sé. No tuve nada que ver con esto”. El nombramiento de Bremer no sólo fue una sorpresa, sino que fue en contra de la voluntad declarada del Presidente, del Secretario de Estado y del Asesor de Seguridad Nacional del país. Además, tanto la CIA como los militares se opusieron firmemente, la CIA porque no se les había preguntado ni informado, y los militares porque consideraban que el traspaso a un civil desinformado era peligroso e inútil.

Los hechos sugieren que el impulso vino a través de Henry Kissinger, con el que Bremer había estado estrechamente asociado y fue Director General de Kissinger Associates durante 10 o 12 años hasta ese momento, el hilo parece llevar hasta Cheney, pasando por encima del Presidente. Los hechos no son claros en cuanto a si Bush fue instruido para obedecer o incluso si fue informado sobre el asunto antes de su anuncio. El conocimiento militar y la familiaridad íntima con Iraq se consideraron esenciales para esta posición, pero Bremer no tenía ninguno de los dos. Cuando Bremer recibió el cargo en Iraq, el plan de la Casa Blanca era que se llevara a Khalilzad con él, pero en una reunión privada con el Presidente Bush, Bremer insistió en que él era el único encargado, exigencia que Bush aceptó.

Sobre el organigrama, Bremer informaba al Secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, pero existen amplias pruebas de que Rumsfeld ignoraba totalmente a Bremer y su actividad, y Bremer hizo lo mismo a la inversa. Rumsfeld tenía reputación de mandarín de control; se ha documentado ampliamente que a menudo estaba presente en Bagdad para dirigir las instalaciones de tortura y la “pacificación militar” de la ciudadanía iraquí, y por lo tanto, está más allá de toda lógica que hubiera ignorado a su subordinado más importante -el “Presidente de Iraq”-, a quien se le encargó rehacer todo el país, pero no hay ningún registro creíble de que los dos se cruzaran siquiera. Bremer ocupaba lo que parece haber sido una posición totalmente independiente e inexpugnable, sin supervisión de ninguna de las partes del gobierno de los Estados Unidos.

Rajiv Chandrasekaran, editor gerente adjunto de The Washington Post y su jefe de oficina en Bagdad en ese momento, escribió un libro titulado “La vida imperial en la Ciudad Esmeralda: Dentro de la Zona Verde de Irak”. (9) Habló largo y tendido sobre esto en una entrevista de la PBS en 2006. (10) Chandrasekaran afirma que Bremer “no veía su palacio (de Saddam) en Bagdad como una embajada que tuviera la obligación de informar a Washington sobre los acontecimientos”, afirmando además que prácticamente ninguna información fluía de Bagdad a Washington, y que “a Bremer se le había dado exención” para filtrar cualquier decisión de la Casa Blanca.

De hecho, la amarra de Bremer era tan larga y Bremer tan reservado que cuando la Casa Blanca quería información, Condolezza Rice no podía hacer nada mejor que su personal del NSC revisara el sitio web de la Autoridad Provisional de la Coalición (CPA), para ver si podían enterarse de lo que estaba pasando en Bagdad. Bremer además se negó a contratar a alguien que no fuera “ideológicamente comprensivo” con sus verdaderos propósitos, o que pudiera tener un “canal de retorno” a Washington. “Su única lealtad sería a Bremer”. Chandrasekaran dice que todo lo que Bremer quería lo conseguía, y que “acumulaba un buen grado de poder e influencia”. En todo este asunto, al Congreso de los EE.UU. no se le veía por ninguna parte, totalmente alejado de la supervisión o del gobierno.

Una Cuestión de Dinero

Al menos 100.000 millones de dólares y tal vez hasta 200.000 millones de dólares, la mayor parte en efectivo, todo bajo el control de Bremer, simplemente desaparecieron sin dejar rastro. Sólo la FED de los EE.UU. envió 40.000 millones de dólares en efectivo por aire a Irak, la mayoría sin contabilizar. Millones de toneladas de petróleo iraquí se vendieron sin contabilizar a los compradores y sin registrar la disposición de los recibos. Una cantidad adicional grande pero indeterminada de petróleo exportado quedó sin contabilizar, sin dejar registro del volumen ni de los pagos. Bremer tenía una habitación cerca de su oficina en el palacio de Saddam, que contenía según informes documentados entre 600 y 800 millones de dólares de los EE.UU. en efectivo, que era su “fondo para sobornos” privado y que no llevaba ningún tipo de registro. No había ninguna supervisión de ninguna fuente. Se pagaron repetidamente miles de millones de dólares por contratos en los que no había pruebas de que se hubiera realizado el trabajo. Además, del banco central del Iraq fueron saqueados por lo menos 20.000 millones de dólares en oro (algunos informes afirmaban que eran 60.000 millones de dólares), además de miles de millones indocumentados en moneda extranjera, que tampoco se contabilizaron.

En un caso, se citó un “proyecto de reconstrucción” al “gobierno” iraquí que costaba 20.000 millones de dólares, pero Bremer presentó en su lugar una factura de 60.000 millones de dólares. Cuando Irak se opuso, la respuesta de Bremer fue: “Agradeced que os hayamos salvado de Saddam”. Los 60.000 millones de dólares se pagaron con cargo a las exportaciones de petróleo iraquí, pero no existe documentación sobre quién recibió el dinero ni hay pruebas de que se haya realizado ningún trabajo real. En otros casos, Bremer pagó múltiples facturas por cientos de millones de dólares cada una como salarios a miles de trabajadores, cuando nadie pudo presentar pruebas de que tales trabajadores hubieran existido alguna vez. (11)

Más tarde se estableció una Junta Internacional de Asesoramiento y Supervisión (JIA) para que se encargara de la supervisión financiera independiente de los gastos de la CPA de Bremer; la Junta estaba integrada por representantes de las Naciones Unidas, el Banco Mundial, el FMI y el Fondo Árabe para el Desarrollo Económico y Social. La JIA pasó meses tratando de encontrar auditores aceptables para los Estados Unidos, la oficina de Bahrein de KPMG fue finalmente nombrada en abril de 2004. Se pusieron trabas. Escribieron en un informe provisional:

“KPMG ha encontrado resistencia por parte del personal de la CPA en cuanto a la presentación de la información necesaria para completar nuestros procedimientos”.

“Los auditores incluso tuvieron problemas para conseguir pases para entrar en la Zona Verde. Parece que hubo una buena razón para que los americanos se demorasen. A finales de junio de 2004 la CPA se disolvería y Bremer dejaría Irak. De ninguna manera la Casa Blanca quería que auditores independientes publicasen un informe sobre la corrección financiera de su administración iraquí, mientras la APC siguiera existiendo y Bremer, a la cabeza, siguiera respondiendo ante la prensa. Así que el informe se publicó en julio”. (12)

La salida de Bremer de Irak planteó muchas preguntas. Su traspaso de gobierno se hizo días antes del calendario publicado, realizado totalmente por sorpresa y literalmente en minutos. Bremer subió luego rápidamente a un helicóptero para el aeropuerto donde más tarde subió a un transporte militar de los EEUU. Cuando todos los iraquíes habían abandonado la escena, de repente bajó del avión y se subió a un Gulfstream 4 privado que le sacó volando. Luego reapareció en Vermont como monitor de esquí.

Hay mucho más. En general, los auditores encontraron que la documentación era inadecuada o no había documentación que explicara casi la mayoría de los fondos, sin forma de saber cuánto dinero fue realmente saqueado o a quién se le pagó. “Desde entonces, los investigadores han pasado años tratando de rastrear lo que pasó con la enorme cantidad de dinero enviada en los frenéticos días de la ocupación de Irak. Aunque ha habido cientos de páginas de informes, audiencias en el Congreso, e investigaciones desde Washington a Bagdad, nadie en el Congreso, ni una oficina del inspector general especial, ni el Departamento de Defensa o el propio gobierno iraquí puede decir con certeza qué pasó exactamente con todo ese dinero.” (12)

Una Revisión

Revisemos lo que tenemos hasta ahora. Un grupo de hombres poderosos decidió que Irak sería colonizado, y presionó a Bush para usar el ejército de EE.UU. para destruir y luego ocupar el país, esto por encima de la objeción del ejército de los EE.UU. Este mismo grupo eliminó a Garner e instaló a Bremer como jefe del gobierno de la Coalición de Ocupación, a pesar de las objeciones unánimes del Presidente de los EE.UU., de la Secretaría de Estado, del Consejo de Seguridad Nacional, del ejército de los EE.UU. y de la CIA. Bremer, al parecer con poder ilimitado y sin supervisión, no informó a nadie en el gobierno de los EE.UU., las pruebas sugieren que la Casa Blanca y el Gabinete, incluyendo a Donald Rumsfeld, el superior directo de Bremer, y el Presidente de los EE.UU., tenían prohibido entrometerse o incluso hacer preguntas directas sobre su actividad. El ejército de los EE.UU. y la CIA expresaron fuertes objeciones -en vano- a muchas de las leyes iniciales de Bremer, especialmente sobre la sociedad Ba’ath y el desmantelamiento del ejército iraquí, afirmando que estas acciones llevarían a protestas perpetuas y al derramamiento de sangre.

Este mismo grupo de hombres poderosos reunió a cientos de expertos para redactar una nueva legislación para controlar Iraq según su plan privado. Simultáneamente, Irak estaba siendo saqueado sin escrúpulos, abiertamente y sin inhibición aparente, tal vez 200 mil millones de dólares en total desaparecieron sin dejar rastro, y sin información sobre quién recibió ese dinero.

Todo esto se hizo sin ningún beneficio identificable para los EE.UU. como nación, o para el pueblo americano. Los EE.UU. contrajeron el coste de los varios miles de millones de dólares de la guerra de Irak, se llevaron todas las bajas del campo de batalla, fueron delegados a ocupar Irak a su propio coste, y luego permanecieron en silencio. El único deber aparente del Congreso de los EE.UU. era llevar a cabo una investigación hipócrita sobre los miles de millones desaparecidos y luego barrer el asunto bajo la alfombra. Los medios de comunicación, obedientes como siempre, permanecieron en silencio en todos los asuntos que requerían una voz.

¿Quiénes Son?

¿Quién era esa gente, ese puñado de hombres poderosos, que decidieron subyugar y saquear Iraq, los hombres responsables de redactar todas las nuevas leyes de Iraq, e indudablemente los receptores de los miles de millones desaparecidos? ¿Quiénes son esos hombres que tienen el poder de dirigir al Presidente de los EE.UU. y a los militares aa destruir un país inocente y ocuparlo? ¿Quién tiene el poder de tomar toda la infraestructura de Irak y saquear todos sus activos, mientras que prohíbe a cualquier parte del gobierno de los EE.UU. interferir, a pesar de que EE.UU. pagó la factura de todo el esfuerzo? Del mismo modo, ¿quiénes eran los hombres con el poder, no sólo para aterrorizar a Grecia en la sumisión total y saquear toda la infraestructura del país de una sola vez, sino para incrustarse permanentemente en el gobierno de Grecia con la autoridad para mantener y asegurar esa sumisión?

Estos hombres fueron, son y serán nuestros nuevos amos en nuestro Valiente Nuevo Mundo. Pero hay mucho más. Hemos visto breves ejemplos de hacia dónde vamos, “por conquista o por consentimiento”. Echemos un breve vistazo a cómo vamos allí el resto de nosotros.

El Tren a la Perdición

El rasgo dominante de nuestro nuevo mundo será el control final de nuestras economías, de nuestras naciones -cómo serán-, y de nuestras vidas, por un grupo de banqueros e industriales internacionales. Una punzada en este estremecimiento es la privatización -poniendo los bienes públicos en manos privadas- de toda la infraestructura física y social de nuestras naciones, como hemos visto con Grecia e Irak -y que ya se aplica en más de unas pocas otras naciones-. Esto es responsable del extremo empuje que se ha estado dando desde los años 70 y principios de los 80 hacia la privatización, siendo los EE.UU. el mejor ejemplo de aceptación. Para las naciones que se resisten, esta es la causa del empuje en la OMC y otros acuerdos para asegurar toda la infraestructura en preparación para el colapso de los mercados de valores, y luego comprar por centavos todos los activos de una nación. La privatización incluye incluso la tierra cultivable y los acuíferos, todo lo que tenga valor y sea necesario para la vida humana.

El mundo necesita con extrema urgencia ver un mapa mundial de la privatización tal y como existe hoy en día, diagramas de todas las naciones que muestren todos los bienes e infraestructuras nacionales que ya han sido privatizados. La sola conmoción de ver esto podría servir para despertar al mundo, para darse cuenta de lo mucho que ya ha avanzado esta estrategia. A título de ejemplo, tras la destrucción de Yugoslavia, se informó brevemente de que George Soros y Madeline Albright se habían apoderado de toda la red de comunicaciones de Kosovo, con un valor estimado de 800 millones de dólares. La familia de George Bush se apoderó de millones de acres del mayor acuífero de América del Sur. Hay literalmente miles de eventos de este tipo esparcidos por todo el mundo que no han recibido publicidad ni atención, siendo considerados como casos aislados en lugar de como elementos cruciales de un vasto plan que ha ido aumentando en velocidad durante los últimos 60 años. Se está prestando una atención extrema al control del agua dulce del mundo entero. El presidente de Nestlé ha declarado públicamente que el agua no es un derecho humano, sino una mercancía que debería tener un precio y ser vendida (y ser de propiedad privada).

No sólo se están “privatizando” los bienes públicos. Se trata de la creación de gigantes mundiales cada vez más grandes de empresas y de bancos que se tragan a sus rivales más pequeños hasta que, en cada nación, la mayoría de los medios de producción y distribución están en las mismas manos, eliminando nación por nación a los principales productores hasta que no queda ninguno de importancia. El control del suministro de alimentos de una nación es parte de este esquema enormemente ambicioso de gobierno y control mundial, de ahí la intensa presión de intimidación sobre todas las naciones para que acepten las semillas GM. Esta semilla tiene dos propósitos principales. El obvio es que le da a las compañías multinacionales de semillas prácticamente el control total sobre el tejido fundamental del suministro de alimentos de una nación. El propósito menos obvio es que la semilla GM no fue inventada por las compañías de semillas, sino por el ejército de los EE.UU. como un arma ofensiva o, más precisamente, como un sistema de entrega de armas. Ahora es ampliamente conocido que muchos patógenos letales pueden ser injertados en las semillas GM. Los maestros tendrán una opción a elegir con las naciones recalcitrantes: o bien rechazar el suministro de semillas y dejar que la población muera de hambre, o injertar el tifus, el VIH, la peste, en las semillas y dejar que la naturaleza siga su curso.

El plan implica la destrucción de la soberanía nacional y del nacionalismo individual. El patriotismo y la lealtad a las naciones son una maldición que debe ser eliminada. Hay muchos caminos para esto. Una es el incesante redoble de los medios de comunicación, haciendo propaganda en el mundo contra el nacionalismo económico o de cualquier otro tipo. Otra es la inmigración, como está pasando en Europa. Los aspirantes a una economía y otros refugiados no tienen sentimientos nacionalistas hacia su país adoptivo y no se arrepienten de la pérdida de soberanía. Cuando una nación alcanza un nivel del 30% de estas personas, puede ser imposible despertar una masa crítica de indignidad que lleve a protestas y levantamientos.

Pero la soberanía no desaparece; simplemente se reemplaza. Así pues, otro importante elemento constitutivo es la transferencia de la soberanía a los banqueros y a sus empresas multinacionales, que fue el principal impulso del aún naciente TPP, en el que los derechos de las empresas sustituirían a los del gobierno de una nación y a sus tribunales supremos, quedando únicamente en manos de paneles formados por abogados seleccionados por este mismo grupo. El intento del TPP fue asombroso en su audacia, una aterradora cantidad de intimidación a las naciones para transferir el poder absoluto a un grupo de personas totalmente desconocidas, con el fin de establecer a perpetuidad los derechos de estas personas a saquear absolutamente todas las naciones hasta la pobreza extrema. Como ejemplo, la negativa a una compañía de tabaco de vender cigarrillos provocaría la obligación automática de pagar a esa empresa todos los beneficios -a perpetuidad- que habría obtenido si hubiera estado totalmente libre de la regulación gubernamental.

Para llevar a cabo este plan también se requiere la eventual desestabilización y destrucción efectiva de la familia, de la sociedad organizada y de la religión. Cuando los bolcheviques infligieron sus golpes comunistas en toda Europa, el caso de Hungría es muy ejemplar. Cuando los comunistas tomaron el poder en Hungría, Bela Kun se proclamó a sí mismo dictador, siendo uno de sus primeros decretos el de nacionalizar casi toda la propiedad privada y anunciar que el comercio privado sería castigado con la pena de muerte. Inmediatamente confiscó prácticamente toda la industria y la tierra, y comenzó un intenso ataque contra la religión mientras hacía grandes esfuerzos por socavar y destruir toda la moral pública, así como los conceptos de Dios y religión. Instituyó un programa de lo que llegó a conocerse como terrorismo cultural. Como parte de esto, comenzó un programa radical de educación sexual en las escuelas húngaras donde los niños eran instruidos en el amor libre, las relaciones sexuales, la naturaleza arcaica de los códigos de familia de la clase media, la antigüedad de la monogamia y la irrelevancia de la religión que priva al hombre de todos los placeres. Las mujeres eran llamadas a rebelarse contra las costumbres sexuales de la época mediante la promiscuidad abierta.

El propósito declarado de promover el libertinaje entre las mujeres y los niños era destruir la familia, la institución central del cristianismo y de la cultura occidental. Como tal vez el mejor ejemplo actual, podemos ver claramente la evidencia a cámara lenta de que esto sucede hoy en los EE.UU., en gran parte con la fuerte promoción e incluso la celebración de la sopa de letras de las preferencias sexuales, y de dos hombres convirtiéndose en “marido” y “mujer” y adoptando niños pequeños.

En términos de sociedad, esta es la causa de la guerra de clases que se está llevando a cabo en todas las naciones occidentales hoy en día, al igual que en las revoluciones bolcheviques y de los EE.UU. en 2008, con el propósito de matar o llevar a la bancarrota a los burgueses, a las clases medias, y enviarlos a todos a la clase baja, donde luego se conviertan en ganado desechable sin hogar.

La debacle de 2008 en los EE.UU. fue descrita en general como una crisis financiera, pero en realidad fue parte de la guerra de clases, destinada a privar al mayor número posible de americanos de sus hogares para hacerlos más dóciles y más fácilmente gobernables. La enorme burbuja de 2008 en los préstamos hipotecarios “subprime” se repitió inmediatamente después con los automóviles precisamente de la misma manera, esos préstamos garantizados y luego cortados en cubos y rebanados mientras que Moodys les daba una calificación AAA. Hoy en día, la proporción de préstamos al automóvil morosos se está acercando a un punto de crisis y sin duda pronto implosionará, privando a millones de americanos de su única esperanza por mantener algún empleo, ya que un automóvil es prácticamente una necesidad en gran parte de los Estados Unidos. En 2008, la mayor parte de la clase media americana fue arrojada sin contemplaciones a la clase baja, lo que parece indicar que se repetirá en el horizonte.

El programa también ha implicado durante los últimos 60 años intentos cada vez más audaces de reducción de la población, ya sea matando o esterilizando a grandes sectores de la humanidad. Esta fue la razón de la fundación de Planned Parenthood (Planificación Familiar), la principal razón de la existencia de USAID, del NSSM 200 de Kissinger -un plan viciosamente agresivo de prevenir, al parecer a casi cualquier costo, los nacimientos en los países no occidentales-. USAID y Reimert Ravenholt esterilizaron al menos a 100 millones de mujeres sin saberlo, matando a decenas de millones en el proceso. Este programa estaba detrás del Proyecto 100.000 de Robert McNamara. Es casi seguro que estaba detrás del reciente virus Zika en Sudamérica. Es la razón por la que la OMS ha estado viajando por el mundo subdesarrollado y esterilizando a incontables millones de mujeres sin su conocimiento, a través de los fraudulentos programas de vacunación contra el tétanos donde la vacuna está mezclada con Hcg, de hecho vacunando permanentemente a las mujeres contra el embarazo.

Esta es la razón por la que las compañías de semillas están promocionando repentinamente el uso de las semillas de algodón como alimento primario para los países subdesarrollados. Las semillas de algodón son tóxicas, ya que contienen una sustancia química llamada gosipol que es un eficaz esterilizante masculino. Las compañías de semillas afirman haber eliminado esta toxina hasta un nivel seguro, pero no hay un nivel seguro para el gosipol. Incluso dosis muy diminutas tomadas repetidamente (como cuando se usan para un alimento básico) dejarán estéril a toda una población masculina. Lo que la OMS, el Banco Mundial y la UNICEF hacen por las poblaciones femeninas, las compañías de semillas lo harán por la porción masculina. Si se salen con la suya, gran parte del mundo puede algún día estar deshabitado.

El Ejército Privado de los Banqueros

Estos grandes planes para acorralar a la humanidad como animales domésticos y acabar con su oposición y la de los restos de sus gobiernos, requiere una fuerza militar abrumadora. Comenzó con la Compañía Británica de las Indias Orientales, donde Rothschild tuvo en un momento dado un ejército permanente de más de un millón de hombres, testimonio de la rentabilidad del saqueo en la rica India. El ejército tenía dos propósitos principales: desalentar a los indios locales de protestar por el saqueo de su nación por parte de extranjeros, y la necesidad de hacer cumplir por la violencia el abandono por parte de los agricultores de los cultivos de alimentos, para cultivar opio para su venta en China. Los libros de historia son en su mayoría silenciosos y astutamente vagos en cuanto a la transferencia de estas responsabilidades al gobierno británico, lo que lleva a los lectores a suponer que los británicos en algún momento ordenaron a la Compañía de las Indias Orientales que renunciaran a su poder para ser reemplazada por británicos más humanos. Pero así es como fue. Rothschild abandonó su ejército cuando las ganancias eran insuficientes para acarrearlo, y simplemente transfirió su bandera al ejército británico, que se convirtió literalmente en el Ejército Privado del Banquero para ser utilizado no sólo en la India sino en muchos otros casos, como en las guerras de los Bóers, donde Rothschild quería el oro y los diamantes, y este ejército privado mataba obedientemente a todos los que se ponían en el camino.

El Reino Unido fue utilizado así durante muchos años, en dos guerras mundiales que nadie quería, hasta que Inglaterra finalmente quebró y su fabuloso Imperio quedó hecho jirones y rogando a los EE.UU. su apoyo financiero. Inglaterra fue sacrificada deliberadamente para estos fines como se ha descrito, y hoy en día sigue siendo sólo un trasero, una cola muy agradecida de tener un perro. Pero no importa. Estos mismos hombres ya habían obtenido prácticamente el control total del gobierno de los EE.UU. y simplemente transfirieron su bandera -de nuevo al ejército más poderoso del mundo-. No es ningún secreto que los EE.UU. están siendo canibalizados por este mismo grupo, ahogándose eventualmente en deudas de guerra no reembolsables, y la ciudadanía en su mayoría sin hogar y en bancarrota, y toda la infraestructura y los medios de producción de propiedad de este mismo pequeño grupo. Como Benjamín Netanyahu declaró, “Una vez que hayamos exprimido todo lo que queremos de los EE.UU., puede secarse y desaparecer”. Y lo hará.

Pero no importa. La bandera ya se está transfiriendo a la OTAN, un ejército supranacional responsable sólo ante este mismo grupo, una fuerza militar irresistible compuesta por todas las fuerzas armadas de docenas de naciones. Por eso, la total rendición del ejército de una nación es un prerrequisito incluso para ser considerado para la adhesión a la UE. Por eso, a los militares de la OTAN se les enseña a abandonar todo sentimiento de nacionalismo por su país y a llevar sólo una bandera de la OTAN en sus corazones. La OTAN fue concebida como el brazo ejecutor del TPP, si tenía éxito, pero aún seguiría funcionando como algo similar.

Estamos viendo ahora levantamientos desenfrenados en Irak, en toda Sudamérica, y pronto los veremos en Grecia, las poblaciones están surgiendo en masa para protestar contra su empobrecimiento y esclavitud. Al final, cada “gobierno” nacional despojado y castrado tendrá sólo dos funciones: la recaudación de impuestos para canalizar el dinero a los amos del mundo, y la supresión de la población para sofocar las inevitables revueltas. En los casos en los que el propio gobierno se revuelva, o en los que el gobierno demuestre ser incapaz de sofocar disturbios masivos, la OTAN intervendrá para “pacificar” a la población con terror y brutalidad.

¿Quién es Esta Gente?

Los miembros de este grupo son, por lo general, banqueros e industriales extremadamente ricos, propietarios o controladores de la mayoría de las empresas multinacionales del mundo, de los medios de comunicación, etc., que parecen sostener el ideal de un mundo compuesto por un pequeño número de personas que posean todos los medios de producción, asistidos por un grupo más grande de compradores instruidos, gobernando un mundo poblado por pre-humanos sin hogar, sin educación y empobrecidos. No tengo explicación para esta ambición. Ellos poseerían o controlarían toda la riqueza del mundo, pero ¿con qué fin? Ninguna de esas personas puede gastar lo que tienen ahora, muchas fortunas privadas que llegan a los miles de millones de dólares. Creo que la mayoría de nosotros preferiríamos ser reyes de una sociedad rica y educada, en lugar de Tarzán, rey de los simios, gobernante de una manada de cabras no siendo un gobernante en absoluto.

Señales de Esperanza

Hay algunas, pero no muchas. La fuerza de Rusia y de China, y tal vez de Irán, es de algún consuelo, ya que otra guerra mundial está casi seguro en el horizonte para la finalización de este plan. Las protestas en Francia y en toda América del Sur traen cierto consuelo, en particular las naciones que reúnen su valor y se niegan a ser esclavizados o intimidados hasta la sumisión por los EE.UU.

Esta cábala de aspirantes a emperadores del mundo tiene sus propios defectos, la precipitación es el resultado de una confianza excesiva. Fue este mismo grupo el que intentó el golpe fascista en los EE.UU. en 1934, pero fracasó. El TPP fue un intento sorprendentemente audaz de intimidar a gran parte del mundo para que se sometiera, lo que también fracasó. Ha habido otros.

La plétora de información en línea, y su absorción por lo que parece ser un número cada vez mayor de personas en muchas naciones, es motivo de esperanza, ya que la educación es vital para exponer todas las partes de este plan, y la luz del sol sigue siendo el mejor desinfectante. Y como dijo William Blum, se necesita fe y coraje.

*

Nota para los lectores: por favor, reenvíen este artículo a sus listas de correo electrónico, enlaces en su blog, foros de internet, etc.

Larry Romanoff es consultor de gestión y empresario jubilado. Ha ocupado cargos ejecutivos en empresas de consultoría internacionales y ha sido propietario de un negocio de importación y exportación internacional. Vive en Shanghai y actualmente está escribiendo una serie de diez libros relacionados generalmente con China y Occidente. Se puede contactar con él en 2186604556@qq.com. Es colaborador frecuente de Global Research.

Notas

(1) El aviso de Lochiel; Thomas Campbell

(2) Citas de David Rockefeller; https://www.goodreads.com/author/quotes/9951.David_Rockefeller

(3) https://www.conservapedia.com/Farewell_Address; Esta fue aparentemente una porción de un documento llamado “El Manifiesto de los Banqueros” de 1892, que fue re-enunciado por Norman y re-publicado en 1924.

(4) https://en.wikipedia.org/wiki/James_Warburg

(5) https://www.forbes.com/sites/steveforbes/2013/03/25/can-a-cyprus-like-seizure-of-your-money-happen-here/#66d910682506

(6) https://www.usatoday.com/story/money/business/2013/07/29/bank-of-cyprus-depositors-lose-savings/2595837/

(7) https://www.foreignpolicyjournal.com/2011/01/02/preparing-for-the-propaganda-onslaught/

(8) https://williamblum.org/aer/read/89?/bblum6/aer89.html

(9) http://www.dickatlee.com/etwf/bremer_100_orders.html

(10) La vida imperial en la Ciudad Esmeralda: Dentro de la Zona Verde de Irak; https://www.amazon.com/Imperial-Life-Emerald-City-Inside/dp/0307278832

(11) https://www.pbs.org/wgbh/pages/frontline/yeariniraq/interviews/rajiv.html

(12) Entonces, Sr. Bremer, ¿a dónde fue todo el dinero? Por Ed Harriman; The Guardian; 7 de julio de 2005 https://www.globalpolicy.org/component/content/article/168-general/36058.html

(13) El juicio de los 40 mil millones de dinero iraquí de la FED NY; Eamon Javers, 25 de octubre de 2011; https://www.cnbc.com/id/45031100

Copyright © Larry RomanoffMoon of Shanghai, 2020

Traducción: PEC