Nasralá: “Algunos regímenes árabes buscan proteger a Israel”

por Sayyed Nasralá, tradución y selección del Equipo del sitio web Al-Manar

El secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá ha afirmado que ciertos regímenes árabes buscan erradicar a los movimientos de resistencia en la región para proteger a Israel. Durante un discurso pronunciado con motivo del Día Internacional de Al Quds, Sayyed Nasralá afirmó que el apoyo logístico y el dinero gastado por tales regímenes para alimentar las guerras en Siria y Yemen hubiera sido capaz de liberar 10 veces Palestina.

He aquí las principales ideas de su discurso:

Con ocasión de esta jornada grandiosa y bendita que forma parte de los diez últimos días del mes sagrado de Ramadán y con ocasión de este Día Mundial de Al Quds decretado por el Imam Jomeini, me gustaría abordar tres temas:

– La jornada mundial de Al Quds y la causa palestina.

– Las amenazas israelíes proferidas contra el Líbano durante la conferencia de Herzliya.

– La situación de seguridad en el Líbano.

La jornada mundial de Al Quds

Después de la victoria de la Revolución Islámica en Irán en 1979 y la caída del régimen del Shah, el primer aliado de EEUU y de Israel, las nuevas autoridades iraníes cerraron la embajada israelí en Teherán y abrieron en su lugar la embajada de Palestina.

En el momento en el que los regímenes árabes se aproximaban a Israel para asegurarse una protección internacional, el Imam Jomeini cortó las relaciones con Israel y decretó el último viernes del mes de Ramadán como el Día Mundial de Al Quds.

Entre los objetivos de este decreto estuvieron el dejar claro que la causa palestina vive en el espíritu de la nación, el hacer que la nación islámica recuerde en este mes bendito a Palestina y el hacer que comprenda que el apoyo a la misma forma parte de sus deberes religiosos.

El Imam Jomeini quiso arrojar luz sobre el sufrimiento de los palestinos, los detenidos palestinos encarcelados en las prisiones de la ocupación, las agresiones de los ocupantes y el padecimiento de los ciudadanos palestinos en Gaza, en Cisjordania y en los territorios ocupados en 1.948.

Desencadenar guerras en base a falsas acusaciones

En este día conviene recordar y decir con toda la fuerza que toda Palestina, desde el río (Jordán) hasta el mar, fue espoliada y usurpada. A pesar de los años transcurridos desde la usurpación, la entidad usurpadora no será jamás legítima, incluso si toda la comunidad internacional la reconoce. Esta entidad corrupta y asesina debe desaparecer. Esto está prescrito por la religión y toda otra palabra es un engaño.

En las malas condiciones actuales, algunos (regímenes árabes) no van a ir a la guerra para ayudar a la liberación de Palestina, pero es inadmisible que ellos se sometan ante el enemigo y busquen normalizar sus relaciones con él o conspirar con esta entidad en contra de la Resistencia. Algunos países árabes han ido más lejos y han votado a favor de Israel en la ONU. Si eres débil y no puedes hacer la guerra, ¿por qué buscas limpiar la cara y reconocer a Israel en las instituciones internacionales?

Si no sois capaces de defender a Palestina, dejad esta tarea en manos de las futuras generaciones. La ley del reemplazamiento es una ley divina según la cual Dios -que no abandonará a sus criaturas que sufren- os reemplazará por otra generación capaz de asumir su papel en la liberación de Palestina.

La única vía capaz de liberar al pueblo palestino frente a las agresiones israelíes es simple. Ella consiste en perseverar, resistir y mantener la paciencia a largo plazo.

En nuestros días y después de las victorias del proyecto de la resistencia frente a Israel, algunos han intervenido con fuerza para erradicar esta vía y esta voluntad.

Ellos han llevado a la región hacia la guerra utilizando falsos pretextos como la libertad, la democracia, el confesionalismo etc. Todo esto, con el objetivo de golpear a los movimientos de resistencia y la cultura de la resistencia.

Ellos quieren erradicar el apoyo a Palestina, el espíritu de resistencia de los pueblos de Siria, Yemen, Iraq, Bahrein, Libia, Nigeria, Egipto, Afganistán, Pakistán…

Ellos quieren abrir los brazos a Israel hasta el punto de convertirlo en uno de los aliados en la lucha contra el terrorismo.

Si miramos atrás unas décadas vemos que son las mismas familias reinantes las que abrieron las puertas a los norteamericanos y los británicos para que crearan Israel y usurparan Palestina. Y hoy en día, sus descendientes repiten el mismo escenario frente al eje de la resistencia.

Si buscáis podréis constatar que las acciones del régimen saudí han dañado gravemente a los pueblos de Yemen, Bahrein, Siria, Iraq y Nigeria, pero, a pesar de esto, ellos no han abandonado el apoyo a Palestina. La guerra saudí contra Yemen continúa desde hace un año y medio. Ellos han matado a niños yemeníes. La ONU ha reconocido esto antes de dar marcha atrás debido a las presiones financieras. A pesar de todo, el pueblo yemení no ha abandonado el apoyo a la causa palestina. Lo mismo ocurre incluso en Bahrein y Nigeria. Más de un millar de nigerianos han sido muertos y su jefe detenido por el régimen apoyado por Arabia Saudí porque ellos escogieron al eje de la resistencia y gritaron eslóganes contra Israel y EEUU.

Todo lo que pasa en los países de la región, en el nombre de la libertad y el confesionalismo, son falsos pretextos que buscan destruir a los movimientos de resistencia para proteger a Israel.

En 2009, Israel evocó una amenaza existencial, pero hoy esta amenaza se ha convertido en una oportunidad gracias a las guerras desencadenadas en la región.

El apoyo logístico y financiero que estos regímenes han usado para alimentar la guerra en Siria y Yemen hubiera sido capaz de liberar 10 veces Palestina.

Los vasallos de EEUU e Israel quieren impedir a la nación adoptar el camino de la resistencia mediante su apoyo a los movimientos takfiris. De ahí la necesidad de luchar contra tales planes y acciones.

La Conferencia de Herzliya

En la conferencia anual de Herzliya (sobre la seguridad en la entidad sionista), realizada cerca de Tel Aviv, los árabes participaron desgraciadamente de forma plena.

El representante de la oposición siria fue el invitado de honor en esta conferencia. En 2011, los generales israelíes tomaron la palabra en la conferencia para evocar un peligro dirigido contra Israel. Sin embargo, en 2016, ellos estaban más relajados y hablaron sobre el hundimiento de los ejércitos árabes en Siria y Libia y del agotamiento del Ejército egipcio.

Ellos propusieron participar en la lucha contra el terrorismo en el momento en el que apoyan al Frente al Nusra (la rama siria de Al Qaida) en la frontera siria.

Además, evocaron una amenaza para Israel en caso de derrota del EI en Siria y de la victoria de la Resistencia. También hablaron mucho de Irán, que apoya los movimientos de resistencia en el Líbano y en Palestina.

Refiriéndose al Líbano, ellos han proferido muchas amenazas que no constituyen novedades para nosotros. Nos amenazaron con destruir el país y matar a los libaneses. Todo eso no es nuevo para una entidad basada en las masacres y la destrucción. Ellos destruyeron mucho en Palestina en 1948 y, más recientemente, durante las guerras contra el Líbano y Gaza. Ellos afirman que poseen mucha información sobre Hezbolá. Esto no es tampoco una novedad para esta entidad que dispone de un extenso servicio de inteligencia y coopera con los servicios de inteligencia extranjeros y árabes. Sin embargo, lo que es importante para nosotros son los resultados. A pesar de todas vuestras recogidas de información durante la guerra de 2006, fue la Resistencia la que creó las sorpresas y no vosotros.

Yo os digo que lo que es novedoso para nosotros es la amplitud de informaciones que hemos recogido sobre vuestras plantas eléctricas, sitios nucleares y químicos y sobre el estado psicológico de vuestra población. Creo que somos el primer movimiento de resistencia que posee este tipo de informaciones.

La Resistencia conoce a vuestro pueblo y vosotros conocéis a nuestro pueblo, la Resistencia conoce a vuestros soldados y vosotros conocéis a nuestros muyahidines.

Hezbolá posee la creencia necesaria para venceros. Nuestra fuerza militar, la voluntad de nuestros combatientes y nuestra creencia en Dios han hecho de nosotros una fuerza más poderosa que vuestro ejército.

La situación de seguridad en el Líbano

Los atentados suicidas que han golpeado recientemente la localidad libanesa de Qaa (Bekaa) constituyen acontecimientos muy peligrosos. Al igual que todos los libaneses, hemos condenado estos atentados y expresado nuestro apoyo a los habitantes de Qaa. Está claro que la localidad de Qaa era el objetivo. Se trata de una localidad cristiana.

Creo que pronto será conocido quién fue el cerebro de los atentados de Qaa. Todas las informaciones, especialmente las nuestras, dan fe de que los kamikazes no vinieron de los campos de refugiados sirios sino del campo de Arsal. Ellos estuvieron protegidos en el territorio dominado por el EI, que disfruta del apoyo de ciertos partidos políticos libaneses. Los militantes del EI no tienen nada que ver con la religión. Su doctrina es sólo matar.

Algunos se sorprenden del hecho de que Qaa haya sido convertida en objetivo, pero estiman que es normal que las regiones favorables a Hezbolá sean atacadas debido a la intervención militar de Hezbolá en Siria. Sin embargo, los habitantes de Qaa son cristianos y no son necesariamente favorables a Hezbolá ni han enviado a combatientes a Siria. Y la municipalidad de Qaa es favorable a un campo político opuesto a Hezbolá.

Si hablamos del triple atentado de Estambul, ¿por qué el EI ha atacado el Aeropuerto Atatürk, en un momento en el que Turquía no ha combatido a los militantes en Siria y es además el punto de paso de las armas y el apoyo logístico a esos militantes y la que vende el petróleo del EI?

El problema reside en la doctrina del EI, el Frente al Nusra (Al Qaida) y otros, es decir, el pensamiento wahabí, que califica al otro de “apóstata” y decreta su muerte en una fatua. Citemos como ejemplo a los dos hermanos saudíes que mataron a sus padres con el pretexto de que eran apóstatas. ¿Cuál es esta religión que no tiene nada que ver con la misericordia de Dios y del Profeta Muhammad (P)?

Para el EI, Erdogan es un apóstata y el pueblo turco es un apóstata, dado que participa en elecciones. Todo esto es el fruto de la cultura wahabí.

Citemos otro ejemplo. Uno de los grandes muftis del wahabismo en Arabia ha calificado de “apóstatas” a todos los que dicen que la tierra gira alrededor del sol. Es decir, será legítimo matar a todo musulmán, que rece y ayune, porque él crea en dicha verdad científica.

De vuelta a la situación en Qaa, algunos dicen que nuestro combate en Siria, que busca proteger al Líbano, ha fracasado por el hecho de que ciertos kamikazes se infiltren en el Líbano. A este respecto decimos que si no estuviéramos presentes militarmente en Siria, vosotros tendríais que hacer frente a los kamikazes cotidianamente. Habríais tenido que ver coches-bomba todos los días. Sin los esfuerzos del Ejército libanés y de la Resistencia, el Líbano estaría en un estado calamitoso, con salvajes en nuestra vecindad.

La guerra preventiva que llevamos a cabo en la frontera ha impedido e impedirá la multiplicación de los ataques. Los esfuerzos internos contribuyen también a esto.

Esto no quiere decir que ellos no puedan infiltrarse en algunas ocasiones.

Cuando un ataque es abortado o se encuentran explosivos, esto demuestra que la situación de seguridad está bajo control y que no hay ninguna razón para inquietarse por la estabilidad y el turismo. La situación de seguridad en el Líbano es la mejor de entre todos los países del llamado Tercer Mundo.

De ahí la necesidad de adoptar una estrategia nacional oficial a fin de combatir el terrorismo.

En fin, yo digo a los habitantes de Qaa que su localidad es para nosotros como Hermel o Ras Baalbeck. Todos los libaneses son nuestros hermanos.

No permitiremos que alguien os ataque u os empuje al éxodo. El Ejército libanés y los servicios de seguridad son los encargados de protegeros y nosotros estamos allí para apoyarles. Protegeremos toda la región, cada calle y cada casa. Se trata de un deber nacional y religioso.