SP — LARRY ROMANOFF — Si lo haces tú, es Espionaje. Si lo hago yo, es Investigación — August 10, 2020

Si lo haces tú, es Espionaje.

Si lo hago yo, es Investigación.

Larry Romanoff • 10 de Agosto, 2020

ENGLISH  ESPAÑOL

A finales de los 50 y principios de los 60 hubo una serie en la televisión americana llamada “La Ciudad Desnuda”, ambientada en la ciudad de Nueva York. El inicio de cada episodio comenzaba entonando las palabras: “Hay ocho millones de historias en la Ciudad Desnuda”. Esta es una de ellas”. Bueno, probablemente haya 8 millones de historias de espías americanos que han tenido lugar en China durante las últimas décadas. Aquí hay dos de ellas.

Introducción

Hace varios años se informó de que el Pentágono estaba construyendo una red internacional de espionaje que podría llegar a ser aún más grande que la de la CIA, planeando tener al menos 1.600 “recolectores de información” repartidos por todo el mundo. Además de los agregados militares y otros que no trabajan de manera encubierta, más operativos clandestinos que serían entrenados por la CIA y desplegados en el extranjero para llevar a cabo tareas que la CIA no estaba dispuesta a realizar. Se confirmó debidamente que China estaba entre las principales prioridades de la inteligencia del Pentágono, lo que reflejaba la afinidad americana con el espionaje y la acción encubierta, pruebas que ya no necesitamos. Hay americanos frecuentemente reclutados por la CIA o el ejército de los EE.UU. para el servicio de espionaje en China, operando con la ayuda del Departamento de Estado de los EE.UU.

Las autoridades chinas suelen detener a extranjeros que se encuentran en China, aparentemente actuando de forma independiente, por realizar estudios y cartografías ilegales y por marcar la ubicación de instalaciones militares y de otros enclaves. Sólo en los últimos años se han detectado casi 40 casos ilegales de prospección y cartografía en China, en su mayoría en los alrededores de algunas bases e instalaciones militares de China, y en zonas fronterizas sensibles como Xinjiang y el Tíbet, datos que casi con toda seguridad se utilizan para planificar los disturbios patrocinados por extranjeros que se producen en esas provincias.


Pages: 1 2